CHILPANCINGO, Gro., 3 de febrero de 2019.-La Diócesis Chilpancingo-Chilapa y la Arquidiócesis de Acapulco pidieron a las autoridades responsables investigar el asesinato de los sacerdotes Iván Añorve Jaimes y Germain Muñiz García, ocurrido en 2018, que informen del estado que guarda y la celeridad en los procesos contra los responsables del hecho.

A dos días de que se cumpla un año del doble crimen, mediante un comunicado conjunto el obispo de Chilpancingo-Chilapa Salvador Rangel Mendoza y el arzobispo de Acapulco Leopoldo González González, reiteraron que los sacerdotes asesinados, tras haber acudido a un baile a la comunidad de Juliantla, Taxco, no tuvieron vínculos con ningún grupo delictivo en ningún lugar, especialmente donde ejercieron su ministerio.

“Juzgamos necesario que, sin poner en riesgo los procesos de investigación, la Fiscalía del Estado, informe a la comunidad los avances en la identificación y búsqueda de quienes cometieron estos crímenes. El pueblo necesita saber que las autoridades e instituciones, responsables de la seguridad e impartición de justicia, están trabajando para protegerlo y cuidarlo, así como estar seguros que la impunidad, ya no es una constante en la impartición de justicia y atención e investigación de los delitos”.

Dijeron hacer suyo el reclamo de la sociedad a tener un ambiente de paz, tranquilidad y seguridad, y reiteraron su petición a los tres órdenes de gobierno para usar todos los mecanismos a su disposición para que sea una realidad.

Expresaron que es sano y saludable para toda la sociedad que cualquier hecho de la misma naturaleza se investigue, que se conozca a los autores materiales e intelectuales, se les ponga en situación de no hacer más daño, recapacitar y se resarza el daño en la medida de lo posible.

Asimismo hicieron un llamado a la conversión a quienes con sus crímenes y delitos siembran dolor y muerte, “conviértanse al Señor que nunca deja de amarnos. Dejen de hacer el mal”.

En el comunicado se consideró que exigir la verdad de los hechos y pedir que se esclarezcan los crímenes y asesinatos ocurridos a lo largo de 2018 y años anteriores, es congruente con su misión de trabajar a favor de la construcción de la paz y la reconstrucción del tejido social de Guerrero.