CIUDAD DE MÉXICO, 14 de agosto de 2016.- La vida de la niña Grace Elizalde Benavides, quien sufría 400 convulsiones al día, debido a que padece el síndrome de Lennox-Gastaut, una forma de epilepsia, cambió desde que comenzó a ser tratada con Cannabidiol.

Se trata de un aceite derivado de la planta cannabis, gracias al cual, Grace sufre 80 por ciento menos de convulsiones, afirmó su mamá, Mayela Benavides, quien estuvo presente en la Feria de la Cannabis, en el World Trade Center y pide apertura en su regulación.

El caso de Grace se volvió emblemático y dejó al desnudo que debido a las restricciones legales en México para uso de marihuana, con fines medicinales, muchas personas se ven imposibilitadas de tener acceso a sustancias que apaciguarían algunos padecimientos.

Los padres de Grace recurrieron a un juez para solicitar un amparo e importar medicamento con la sustancia, luego de que la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) les impedía usar el Cannabidiol para su hija.

Ahora, su caso es un ejemplo para otras familias, mientras que ellos fundaron la asociación civil Por Grace, cuyo objetivo es impulsar ante las autoridades la regulación efectiva de la cannabis terapéutica y medicinal en México.

Sigue la nota aquí.