MÉXICO, DF. 17 de diciembre de 2014.- El titular de la Procuraduría General de la República, Jesús Murillo Karam, dijo a CNN en Español que no sabe de dónde salieron las evidencias recogidas en una investigación de la revista mexicana Proceso en las que se desmiente la versión del gobierno sobre lo ocurrido el 26 de septiembre en Iguala al asegurar que fuerzas federales participaron en el ataque y desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa.

 

Murillo Karam también aclaró por qué los peritos argentinos no estuvieron presentes cuando recolectaron restos humanos a las orillas del río en Cocula. Estos restos fueron enviados luego a Austria, donde se confirmó la identidad de uno de los desaparecidos, Alexander Mora.

 

“La historia de Proceso es muy parecida a la que yo he venido planteando; prácticamente siguen mi historia. Los elementos que ahí dan no aparecen. Si alguien conoce este asunto, se lo digo con toda honestidad, soy yo. He estado metido en él durante ya muchos días, semanas, a fondo. No tengo las evidencias que ellos dicen. No sé de dónde salen; si las tienen y si de veras aparecen, ojalá y me las lleven y me las muestren para analizarlas”, dijo Murillo Karam a Carmen Aristegui.

 

“Después de haber oído la respuesta de la Policía Federal que viene hoy en La Jornada, me queda claro que no hay modo de suponer la actuación de la Policía Federal. Sí del conocimiento de que había una manifestación; sí claro, de que estaban del lado de la caseta; sí claro, eso todo está en la averiguación; pero eso no implica que hayan participado de ninguna manera”, aseguró.

 

El reportaje de la revista Proceso titulado “Iguala: La Historia No Oficial” indica que fuerzas federales participaron en el ataque contra los estudiantes, lo que desmentiría la versión del gobierno.

 

La investigación, a cargo de la periodista Anabel Hernández y Steve Fisher, con apoyo del programa de periodismo de investigación de la Universidad de California en Berkeley, señala que los normalistas nunca fueron llevados a la base de la policía municipal y que varias de las declaraciones de los implicados habían sido obtenidas con torturas.

 

Leer más en CNN en Español