CHILPANCINGO, Gro., 2 de noviembre de 2020.- Activistas feministas exhortaron al gobernador Héctor Astudillo Flores a ejercer su facultad de veto a la reforma que avaló la Comisión de Justicia del Congreso del Estado sobre el aborto legal.

Señalaron que esta iniciativa revierte los derechos que las mujeres han ganado desde 1931 a favor de las víctimas embarazadas por violación sexual, contraponiéndose a los mandatos establecidos en normas internacionales, nacionales y estatales.

A través de una conferencia virtual, en la cual participaron mujeres, activistas y defensoras de derechos humanos, se dio lectura a un pronunciamiento en el cual se rechaza la reforma al Código Penal, en su artículo 159, fracción 1, que las y los diputados promueven.

En el pronunciamiento, se indica que con esa reforma las mujeres y niñas embarazadas por violación sexual, tienen que denunciar previamente el delito ante una Agencia del Ministerio Público para acceder a un aborto, limitándolo hasta las doce semanas, si así lo deciden ellas.

Lo anterior, dijeron, cuando son las y los servidores públicos del Ministerio Público los que se niegan a autorizar el aborto o bien alargan burocráticamente los trámites para que no se practique, privilegiando sus creencias religiosas y condenando a las mujeres a abortos clandestinos y el riesgo de muerte con ello.

De acuerdo con la iniciativa, “deberá darse aviso al DIF y la Semujer, cuando sabemos que en estas dos instancias hay resistencia a la interrupción legal del embarazo, obligando a las mujeres y niñas violadas a ser madres”.

El rechazo a la iniciativa por parte de las mujeres activistas es porque Guerrero se encuentra entre los tres primeros lugares en embarazo infantil y adolescente.

Señalaron que de acuerdo con el Sistema Nacional de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), de enero a octubre de este año se estiman tres mil 81 niñas y adolescentes embarazadas de nueve a 17 años de edad y en su mayoría terminó en nacimiento.

Los municipios con más casos registrados, según los datos proporcionados en el pronunciamiento de las mujeres, son: Acapulco con 443 casos, Chilpancingo 214, Chilapa 147, Tlapa 143, Zihuatanejo 116 e Iguala de la Independencia con 106.

El pronunciamiento está firmado por activistas como: Xóchitl Heredia Barrientos, Azahalia Rodríguez Peralta, María Luisa Garfias Marín, Olimpia Jaimez López,  Silvia Castillo Salgado, Viridiana Gutiérrez Sotelo, Libertad Ramírez Garfias, Marina Reyna Aguilar, Erika Salinas Valadez, Martha Idalia Obeso Cázares, Rosa Icela Méndez Bahena, entre otras.