ACAPULCO, Gro., 29 de julio de 2021.- El presidente del Colegio de Ecólogos del estado, Armando Cruz Segura, pidió a la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda que en su plan de gobierno incluya la gestión integral de los cuerpos de agua e incentive mejores prácticas ambientales en ejidos y comunidades.

Comentó que no hay certeza en las propuestas de política pública de los gobiernos electos, por lo que en declaraciones a Quadratín Guerrero, el representante del gremio pidió que Salgado Pineda convoque a representantes de los tres órdenes de gobierno con ejidatarios para implementar mejores prácticas de explotación de recursos naturales.

No obstante, afirmó que dicha organización fundada en 1995 y cuya mesa directiva fue renovada el año pasado, participará en los foros a los cuales convoquen para que sus propuestas sean tomadas en cuenta en la integración de los planes de gobierno, tanto estatales como municipales en Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo y las ciudades más grandes de la entidad, donde hay presencia de agremiados.

Cruz Segura dijo que se debe gestionar ante órganos federales e internacionales el pago de bonos de carbono por la protección de los bosques y selvas a las y los protectores de los bosques en comunidades, donde hay reservas acuíferas.

También sugirió decretar mil hectáreas de superficie para zonas de fábricas de agua con estatus de protección y conservación.

Señaló que los sistemas de agua dulce y salobre, sobre todo aquellos cercanos a las ciudades más grandes de la entidad, se encuentran en una crisis ambiental por su contaminación y sobreexplotación, es necesario su cuidado en beneficio de la población.

Por lo cual habló de la urgencia de reunir no solo a los tres órdenes de gobierno, sino contar con el apoyo de organismos internacionales y la sociedad civil para así implementar programas de saneamiento integral de los principales ríos, lagunas y esteros de la entidad.

Otra propuesta es que haya 30 plantas tratadoras de aguas residuales, ubicadas en zonas con más de cinco mil habitantes, además de restablecer cuencas y microcuencas mediante la reforestación con la ayuda del gobierno federal y del programa Sembrando Vida.

En otro tema, dado el inicio de la temporada de arribo de tortugas marinas a costas guerrerenses, dijo que de los 61 campamentos censados durante 2019, solo seis reciben apoyos gubernamentales, 29 de esos continúan su labor de protección a la especie en peligro de extinción y cuatro más se encuentran dentro de instalaciones militares.

Aunque el mayor número son administrados por particulares y localizados en zonas turísticas.

Pidió al gobierno estatal y federal el destino de más recursos para que la especie no disminuya su población.