CHILPANCINGO, Gro., 1 de febrero de 2017.- Migrantes guerrerenses radicados en Estados Unidos solicitaron al gobernador Héctor Astudillo Flores más apoyo para el programa 3X1 y trabajos para que, en caso de ser deportados, los migrantes, “no sean víctimas o vulnerables de ser reclutados por la delincuencia organizada”

Integrantes de 14 clubes de migrantes dialogaron esta mañana con el gobernador, en un desayuno convocado en Casa Guerrero, donde representantes de estas uniones manifestaron su preocupación por las medidas antimigratorias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Erasmo Salgado Jiménez, de la Federación Guerrerense, indicó que la preocupación de los migrantes, en caso de ser devueltos a México, es que por falta de trabajo “puedan caer en manos de la delincuencia organizada”.

En respuesta, el gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que, en conjunto con el gobierno federal y los estados, se dará prioridad a contratar despachos jurídicos para defender a los migrantes, así como instalar casas de atención en Estados Unidos.

Astudillo Flores pidió a los migrantes que defiendan el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en el país vecino, para no afectar la economía de productores mexicanos, así como buscar aliados, como artistas y activistas, para defender sus derechos.

En la reunión también estuvo el jefe de la oficina de la Secretaría de Desarrollo Social federal de atención a migrantes, Eduardo Calderón Cuevas, quien informó que la federación invertirá aún más en el programa 3X1 para defender a los migrantes.