CHILPANCINGO, Gro., 29 de julio de 2019.- Representantes de organizaciones sociales, aglutinadas en el Movimiento Campesino Guerrerense, informaron que no van a desaparecer, sino que van a reestructurarse para llevar a cabo movilizaciones nacionales y locales con el objetivo de ser tomados en cuenta en el presupuesto de 2020, específicamente en los programas del campo. 

Lo anterior, en respuesta a la postura de los diputados locales de Morena, quienes la semana pasada negaron que haya retraso en la distribución del fertilizante y responsabilizaron a organizaciones del PRI y el PRD de estar detrás de las protestas por el fertilizante, acusándolas de financiar las manifestaciones para difamar el programa y hacer presencia mediática como cálculo político. 

En conferencia de prensa, los dirigentes José Juan Bautista de la organización priísta Antorcha Campesina, Marco Antonio Reyes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y Salvador Guadalupe Mojica Morga de la Coalición Nacional Campesina y Urbana (CNCU), ambas agrupaciones perredistas, llamaron a los legisladores de Morena a darle seriedad al programa de fertilizante y no partidizar los demás programas del campo, pues coincidieron en que sí habrá afectaciones por el retraso en la entrega del abono, las cuales se verán en noviembre, cuando sea el tiempo de cosecha. 

Marco Antonio Reyes dijo que la postura de las organizaciones no es para confrontar, sino para hacer una crítica a la Ley de desarrollo sustentable que el gobierno federal viola al otorgar poco apoyo a los productores. 

Como ejemplo, indicó que las reglas de operación establecen que los productores deben recibir tres paquetes de fertilizante por hectárea de producción, pero sólo han recibido uno, y precisó que estos casos se dan en las regiones Tierra Caliente y Norte.  

También citó el caso de los ganaderos, a quienes se les apoyaba con cuatro vacas y ahora sólo van a recibir una, y el problema de los productores de café del municipio de Malinaltepec, a quienes no se les ha informado de los programas de 2019. 

José Juan Bautista reiteró que sí hay retraso en la entrega del insumo y por eso continúan las protestas, las cuales aseguró que se debieron a que el gobierno del estado confió demasiado en la palabra del gobierno federal y no presionó para que el abono llegará a tiempo.  

Otros culpables del retraso, añadió, son los alcaldes, en su mayoría de Morena, “quienes fueron suaves, domesticados por el rollo morenista y no quisieron asumir su responsabilidad de apoyo a los campesinos”. 

El líder antorchista reconoció que su agrupación salió a las calles para exigir fertilizante, pues “si las organizaciones no hubiéramos sacado a la luz pública nuestra inconformidad, no nos hubieran hecho caso. Asumimos nuestra responsabilidad, nos hacemos responsables de nuestras acciones y fueron para que algunos campesinos recibieran el insumo”.  

Por último, recalcó que las organizaciones no van a desaparecer ni van a pedir la renuncia de ningún funcionario federal, “pedimos que cumplan con lo que digan, dijeron que el reparto del fertilizante sería el 15 de julio y ya se prolongaron. No somos parte de esta transformación, porque no la hay, vamos a reagruparnos y buscar mesas de trabajo para el próximo año”.