ACAPULCO, Gro., 16 de enero de 2019.- Unos 50 padres de familia de la primaria Ruffo Figueroa, que se encuentra en remodelación desde el mes de diciembre, protestaron afuera del plantel ubicado en la calle Revolución de la colonia Miguel Alemán del puerto, para exigir a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) que rente un inmueble para que los estudiantes puedan tomar clases.

Los manifestantes informaron que la escuela, de 40 años de antigüedad, resultó afectada estructuralmente por un sismo y en diciembre fue demolida por una empresa constructora contratada por la SEG, por lo que desde entonces los 220 alumnos no tienen clases.

Indicaron que los niños acudían tres veces por semana a que los 20 profesores sólo les asignaran tareas, y que la obra tomará aproximadamente ocho meses, por lo que urgieron que las autoridades educativas consigan una sede alterna para que los niños puedan retomar sus labores.