ZIHUATANEJO, Gro., 22 de septiembre de 2020.- El retorno al semáforo naranja afectó la recuperación del sector pesquero local, el cual se vio perjudicado por el cierre de la actividad económica que trajo consigo la pandemia de Covid 19.

Gilberto Martínez Durán, pescador de la zona de playa Principal, indicó que sus ventas cayeron hasta en un 80 por ciento con el cierre de restaurantes y marisquerías, y temen que se regrese a semáforo rojo, ya que ocasionaría la disminución del porcentaje de ocupación en los establecimientos y la demanda de productos marinos bajará todavía más.

Por lo anterior llamó a la población a acatar las medidas sanitarias para evitar el cierre de negocios. “Estamos a tiempo de evitar que todo vuelva a cerrar como ya pasó en abril de este año”, señaló.

Actualmente la venta de productos marinos, como el pescado, se mantiene regular, con un incremento en fines de semana con la llegada de turismo a las marisquerías y restaurantes.