ACAPULCO, Gro., 19 de noviembre de 2018.-  Maestros, estudiantes y padres de familia de preparatorias populares del puerto exigieron a autoridades estatales incorporarlos a un sistema educativo de la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG), además denunciaron presuntos desvíos de recursos.

Esto, luego de que el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) Javier Saldaña Almazán anunció la desincorporación de las prepas populares, porque representa un problema estratégico en la revisión de la operación de las universidades públicas que realizará el gobierno federal entrante.

En conferencia de prensa en La Diana, Julia Suárez Martínez, perteneciente a la coordinación de la preparatoria popular Claudio Castillo Peña de la comunidad de Cacahuatepec dijo que las prepas populares están de acuerdo con la separación de la Uagro, pero su petición a las autoridades es su reconocimiento para no afectar a 11 mil 750 alumnos de todo el estado.

Dijo que hay preparatorias que no reciben recurso económico del estado ante lo cual, al mes deben cobrar 300 pesos por alumno. “Los padres de familia ya no tienen para pagar”, expresó.

Asimismo denunció que hay 40 millones de pesos destinados a estas escuelas por concepto de matrículas, cuyo recurso presuntamente queda a manos de los líderes del Frente Estatal de Prepas Populares. Además, agregó que la Uagro recibe otros 200 millones y a las preparatorias “nos dan una migaja”.

Informó que en Acapulco toman clases dos mil 700 alumnos, siendo la preparatoria Digna Ochoa en el poblado de La Venta la de mayor matricula con mil 200 estudiantes.