ACAPULCO, Gro., 6 de agosto de 2018.- Regidores electos del PRI se reunieron por primera vez con la alcaldesa electa de este puerto, Adela Román Ocampo, a quien le ofrecieron trabajar en unidad por el bien de la sociedad, ya que recibirán una administración con muchos problemas en deudas, seguridad y servicios públicos.

En entrevista para Quadratín, la regidora electa Ricarda Robles dijo que la reunión es “una forma de acercamiento”, ya que “sería una grosería de nuestra parte en una reunión de acercamiento, oponernos”.  Destacó que el próximo Cabildo deberá de ver situaciones de mayor trascendencia y que aquejan a la ciudadanía.

Indicó que en sus peticiones a la alcaldesa electa, es que los regidores del PRI participen en la entrega-recepción que se llevará a cabo a partir del 1 de septiembre, ya que quieren conocer la situación real del Ayuntamiento que dejará Evodio Velázquez Aguirre y así ver de qué forma le entrarán a los problemas.

“En la medida que podemos ponernos de acuerdo para caminar juntos en el trabajo colectivo que va a venir a solucionar muchos de los problemas que tenemos aquí en Acapulco, creo que eso es lo que nos va a permitir trascender o también nos va a exponer a que nos critique la ciudadanía, tenemos problemas muy complejos, se los planteamos para poder participar en la entrega-recepción, queremos saber cómo se va a recibir el Ayuntamiento, porque al final del día son asuntos que nos van a llegar y necesitamos estar enterados”, detalló.

En el caso del problema de la basura, expusieron el retraso que hay en la última etapa de la actual administración en cuanto a la recolección. “Se planteó que vayamos viendo el tratamiento final de la basura, no seguir apostándole a un relleno sanitario, ver la forma en que como en otras ciudades ya la basura se está utilizando, vamos, en lugar que la basura sea un costo para el municipio, se está viendo como un apoyo de fortalecimiento económico”, expresó.

Sobre la deuda de Coagua con la CFE, la cual se incrementó en el actual gobierno debido a que el alcalde metió un amparo que concluye el 30 de septiembre, Ricarda Robles reconoció que “a nosotros nos va a reventar el problema, nos van a estar cortando la energía eléctrica, pues él (Evodio Velázquez) no pagó ninguna sola cuota de la energía eléctrica, ni de la deuda, ni consumos de los tres años”.

Por otra parte, sostuvo que para sesión solemne para la toma de protesta, se tienen dos propuestas como sede: el Centro de Convenciones o el Fórum Mundo Imperial, “le comentamos (a Adela Román) que donde quisiera ella hacer la entrega-recepción la íbamos a apoyar y ahí íbamos a estar, ese no es el mayor problema, sino los que tendremos cuando tomemos posesión”, concluyó.