ACAPULCO, Gro., 7 de abril de 2020.- Restauranteros del Colectivo Menú Acapulco pidieron a los tres órdenes de gobierno redefinir su propuesta económica, ante la crisis que se vive debido a la contingencia por el Covid 19.

En conferencia de prensa en un restaurante de la avenida Costera, el empresario Enrique Castro leyó un posicionamiento firmado por los más de 120 empresarios que integran el colectivo, en el que piden la condonación de pagos y programas económicos.

 Detalló que la solicitud al gobierno municipal era que suspendieran los pagos por el servicio de agua potable y alcantarillado, una prórroga para el pago de licencias de funcionamiento y suspensión de cobros,  y considerarlos en el programa de apoyos a comercios.

Sobre la propuesta del gobierno estatal en cuanto a la disponibilidad de 60 millones de pesos para créditos a micro, pequeñas y medianas empresas, dijo que se trata de un programa bancarizado, con tasas de interés poco reactivas y de difícil acceso.

Ante ello, demandó al gobierno federal y a Nacional Financiera, que no tomen en cuenta como requisito el historial crediticio o eliminen las tasas de intereses. “En este momento requerimos de apoyos inmediatos, apoyos que puedan ser creados en concurrencia con programas del gobierno federal para el pago de proveedores y para nuestros trabajadores”, indicó.

Demandó la solidaridad del gobierno federal con el sector turístico y restaurantero, ya que después de la emergencia sanitaria por el Covid 19, tendrán una lenta recuperación económica, comparada con otros sectores, por lo cual solicitó la condonación del pago de energía eléctrica.

Además de la creación de un programa emergente para la conservación de empleos, acelerar los proceso de devolución del IVA, la suspensión temporal de pagos provisionales del ISR, la condonación del peaje en la Autopista del Sol una vez concluida la contingencia, y la conservación de los días feriados en el calendario escolar y laboral que estimulen la actividad turística en el país.

Derivado de la contingencia, añadió Enrique Castro, del total de los más de 120 restaurantes agremiados al colectivo, ha cerrado sus cortinas hasta el momento el 40 por ciento, pero alertó que para este domingo sería ya el 80 por ciento, lo que significa unos 100 negocios.

Indicó que a pesar de que empezaron a vender sus comidas a domicilio, para conservar sus marcas y obtener dinero extra, esto no los ha beneficiado, ya que las ventas son mínimas, y bajaron hasta un 90 por ciento.

En total, los más de 120 restaurantes representan a tres mil 69 familias de Acapulco, quienes están en la incertidumbre por la crisis económica que se vive en el puerto.