ACAPULCO, Gro., 30 de junio de 2020.- El miércoles 1 de julio se reabrirán de manera parcial algunas actividades no esenciales y se retira la prohibición de acudir a las playas del estado, sin embargo, esta reapertura se hará con ciertas condiciones.

A través de un comunicado enviado al Consejo de Administración y Administradores de Condominios ubicados en Zona Diamante, el director de la Promotora Turística, Manlio Favio Pano Mendoza, avisó que los hoteles podrán volver a operar pero con un 30 por ciento de su capacidad en cuartos y áreas comunes.

Aclaró que las playas sólo se reabrirán para actividades individuales dentro y fuera del agua, como caminar, correr o nadar, en un horario de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche. No se permite el acceso a mascotas, caballos y vehículos automotores de todo tipo.

Asimismo se prohíbe el consumo de alimentos, bebidas alcohólicas y tabaco en la franja de arena, además de que no se permite instalar mobiliario de playa, como camastros, sombrillas, toldos, etcétera.

Indicó que los restaurantes funcionarán al 30 por ciento de su capacidad en mesas, pero no se permite servir alimentos y bebidas en el área de playa.

En tanto los servicios náuticos y deportes acuáticos también deberán operar a un 30 por ciento de su capacidad, y esta actividad será regulada por la Capitanía de Puerto.

Precisó que los parques, espacios deportivos públicos y polideportivos funcionarán con un aforo del 30 por ciento, máximo.

Añadió que las actividades que continúan prohibidas son bares, discotecas, centros nocturnos, espectáculos masivos, cantinas, cervecerías, billares, cines, teatros, museos, salones de fiesta y eventos (bodas, 15 años, graduaciones, congresos, etc.), gimnasios, plazas comerciales y tiendas departamentales.