CHILPANCINGO, Gro., 1 de febrero de 2017.- El líder de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, indicó que el secuestro de ocho personas y posterior asesinato de seis de ellas, todas originarias de Mochitlán, fue un pleito entre delincuentes.

En conferencia de prensa en las oficinas del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, Plácido Valerio dijo que tiene “datos y mapeos” que lo llevan a creer que fue un “asunto delictivo”.

“Tenemos información de que se trata de un pleito entre delincuentes, ya tenemos los mapeos para saber cómo está la cosa y el asunto es delictivo”, indicó.

El líder de la UPOEG afirmó que le proporcionarán la información que poseen a la Fiscalía de Guerrero para que se comiencen con las investigaciones.

“Ya tenemos quiénes y de dónde vienen estos conflictos en Chacotla, información que vamos a darle a la Fiscalía”, sostuvo.

Asimismo, deslindó a los integrantes de la UPOEG de este crimen, sin embargo, dijo que él no metería las manos por ninguno de los policías si es que hubiera un señalamiento directo y que se basarían en las pruebas para poder actuar, si es que es necesario.