CIUDAD DE MÉXICO, 22 de octubre, 2019.- El Poder Ejecutivo considera que el Judicial debería reformarse y sacudirse de la corrupción que tiene en su interior, sin necesidad de la intervención del Legislativo.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, deslindó al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, sobre cualquier responsabilidad de lo ocurrido en Culiacán.

“No tiene ninguna responsabilidad, los reos escaparon porque hay delincuentes en la cárcel de este grupo (criminal) y tomaron a los custodios, no hubo resistencia por eso se tomó la decisión de despedir al jefe de custodios y someter a investigación”, dijo durante la conferencia matutina de este martes en Palacio Nacional.

Consideró que siempre hay infiltraciones en las operaciones y no descartó que algo así haya ocurrido en Culiacán el pasado jueves 17 de octubre , cuando se desató la violencia por la orden de detención con fines de extradición a Estados Unidos de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Apuntó que hay una propuesta en el Congreso para la reforma del Poder Judicial desde la Constitución y la Ley, pero puntualizó que no es el camino puesto que debe reformarse a sí mismo.

“Sin duda hay corrupción en el Poder Judicial y una prueba fehaciente de que no andan bien las cosas, es este caso (Culiacán), tengo el dato de que el 80 por ciento de los presos, de los reclusos de Fuero Federal cuentan con amparos para no ser trasladados a otros penales, entonces sí hace falta la reforma”, mencionó.

López Obrador reconoció que hace falta incidir desde el Poder Judicial para evitar que grupos criminales mantengan su fortaleza con algunos de sus miembros, pese a que se encuentren encarcelados.

La nota aquí.