ACAPULCO, Gro., 14 de octubre de 2014.- Alrededor de 300 policías municipales de Acapulco partieron a bordo de cinco camiones urbanos a la ciudad de Chilpancingo, donde iniciarán un plantón permanente, para exigir condiciones laborales dignas o bien una liquidación justa en el proceso de transición hacia el Mando Único, el cual inició desde mayo pasado.

Según lo publicado por La Jornada, los uniformados salieron del puerto poco después de las 11 de la mañana desde el Asta Bandera, donde se concentraron frente al parque Papagayo. Indicaron que se instalarán en campamento en la Casa Guerrero, en busca de una audiencia con el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

La molestia de aproximadamente mil 900 elementos policiacos se derivó luego de recibir la notificación de despido por parte de las autoridades de manera verbal. Otros simplemente no quieren perder su fuente de empleo.

Lee más aquí: http://ow.ly/CLt2S