CIUDAD DE MÉXICO, 6 de julio de 2019.- A la par de mantener sus protestan y exigencias al gobierno, los policías federales inconformes con su incorporación a la Guardia Nacional acusaron intimidación por parte de altos mandos, así como amenazas si no retiran el paro que iniciaron el pasado miércoles.

En conferencia de prensa la tarde de este sábado en el Centro de mando de Iztapalapa, los policías federales aseguraron que personas desconocidas los han fotografiado y pedido que le “bajen a su desmadre o les van a dar en la madre”. Acompañados de su representante legal Enrique Carpizo, los policías federales exigieron al Gobierno federal cumpla con tres peticiones para poder levantar las mesas de diálogo:

–Información y claridad de la incorporación de los policías federales de la Gendarmería.

–La posibilidad de tener un diálogo con asesoría jurídica.

–Indemnización por su trabajo en lugar de liquidación.

La información completa aquí.