ACAPULCO, Gro., 20 de noviembre de 2018.- El coordinador de Organizaciones Sociales y Civiles del próximo gobierno federal, Manuel de Jesús Espino Barrientos dijo que los gobernadores y alcaldes deben de estar consientes de que sus policías están sumamente rebasados por el crimen organizado.

En entrevista en un hotel de la Costera después de una reunión con organizaciones sociales del puerto, el ex panista consideró que se deben depurar y capacitar a las corporaciones, ya que a su decir, “los presidentes y gobernadores deben de hacer su parte, no la han hecho”.

“Es importante que los alcaldes que se han hecho tarugos, muchos en el país, cumplan con la ley, porque con tal de bajar recursos de programas federales que están destinados a la capacitación, se inventan cursos fast track, no se imparten y se entregan indiscriminadamente certificados a policías que no están certificados”, criticó.

Del caso de Guerrero, sostuvo que la estrategia de seguridad ha estado mal enfocada, “porque está soportada en una política armada, policías, y aquí lo que se requiere es generar condiciones de bienestar social”, pues el atraso social es muy grande.

Asimismo esperó que López Obrador no descuide el desarrollo social que esperan los ciudadanos por ocuparse en perseguir a un corrupto. “Espero que el presidente no se convierta en Ministerio Público, ni en juez, que genere condiciones de bienestar para todos, y que si hay delitos que perseguir lo hagan los ministerios públicos y castiguen los jueces, me parece que es un error que un gobernante sea alcalde o presidente ocupe su tiempo en perseguir a un corrupto y descuide el desarrollo social”.