OMETEPEC, Gro., 27 de enero de 2018.- Policías estatales irrumpieron disparando armas largas en una boda que se celebraba en Zacualpan, población indígena amuzga de este municipio, en la que detuvieron a un hombre, mientras que otro, que presuntamente era el que buscaban, logró huir.

Al escuchar las detonaciones, algunos invitados reaccionaron protegiendo a sus hijos, mientras que otros se tiraron al piso y unos más corrieron despavoridos para refugiarse de las balas. El hecho provocó el llanto y los gritos de niños y mujeres.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 14:30 horas. La fiesta se llevaba a cabo en la calle principal del barrio de La Abuela Santana, donde los anfitriones colocaron lonas para que los invitados se protegieran del sol y un conjunto local tocaba melodías, cuando repentinamente entraron varios policías disparando sus rifles R-15 y le marcaron el alto a un sujeto que logró huir.

Los policías detuvieron a otro hombre, además encañonaron y golpearon a algunos asistentes a la boda que intentaron impedir el arresto.

Testigos indicaron que efectivos del Ejército apoyaron la operación de la Policía Estatal, a la que acusaron de abuso de autoridad e irresponsabilidad, pues en el lugar había niños y mujeres que entraron en crisis nerviosas al escuchar las ráfagas.

Los policías estatales impidieron a los invitados que tomaran fotos con sus celulares, mientras que a unos metros, soldados en dos vehículos resguardaban las acciones policiacas.