CIUDAD DE MÉXICO, 18 de enero de 2019.- Petróleos Mexicanos (Pemex) informó en su Twitter que la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, se derivó de la manipulación de una toma clandestina para robo de combustible en el ducto Tuxpan-Tula y que no afecta el suministro de gasolinas en Ciudad de México.

Pemex añadió en un comunicado que, tras la explosión por una toma clandestina en un ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, activó el Plan del Grupo de Respuesta y Atención para Manejo de Emergencias, tras el saldo de 20 muertos y 71 heridos.

La nota aquí.