CIUDAD DE MÉXICO, 9 de julio de 2019.- Tras revelarse que el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, entregó a la Fiscalía General de la República (FGR) un documento en el que asegura tener “información valiosa y privilegiada” sobre altos funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto, este martes aseguró que pactó su entrega para que dejaran en paz a su familia.

En entrevista radiofónica con el periodista Ciro Gómez Leyva, Duarte de Ochoa afirmó que lo hizo (la entrega del documento) por un deber ciudadano y para poder contribuir en el caso.

“Me siento agraviado por la cacería y la persecución y el linchamiento público descomunal al que me sometió la administración pasada. Contra mí, que no hay una sola prueba, por llamarme Javier Duarte y por lo atractivo que fui políticamente hablando”, sostuvo el ex mandatario en llamada telefónica desde el Reclusorio Norte.

“Por supuesto que pacté mi entrega. No me detuvieron, yo me entregué a cambio de que dejaran a mi familia”, agregó.

De acuerdo con sus declaraciones la mañana de este martes, enfatizó estar dispuesto a aportar información para que esa investigación, o investigaciones, pueda tener más elementos.

“Confío en la independencia y profesionalismo del fiscal Gertz”, dijo, y agregó que “todo mundo piensa que mi familia vive en la opulencia, pero la verdad es que viven en una situación muy precaria. Mi hijo el menor se rompió la clavícula y no tenían dinero para ir al doctor. Están allá por necesidad, por la persecución política”.

Aquí la nota.