CHILPANCINGO, Gro., 16 de diciembre de 2015.- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Guerrero (CCE) Omar Elías Azar Herrera y el coordinador del Taller de Desarrollo Comunitario (Tadeco), Javier Monroy Hernández coincidieron en que la declaración del alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, sobre que el 95 por ciento de los crímenes que ocurren en esta ciudad no corresponden al fuero común sino al federal, es un argumento irresponsable.

Monroy Hernández y Azar Herrera apuntaron que Leyva Mena intenta deslindar a su policía de la responsabilidad de seguridad en la capital guerrerense.

Omar Elías Azar Herrera manifestó que diferentes empresas en la capital han presentado quejas permanentes contra la Policía Municipal por los pocos resultados en el combate a la delincuencia.

Consideró que la declaración del alcalde se da en el contexto de “incumplimiento con el acuerdo de la implementación del Mando Único Policial”.

“Ya hubo un acuerdo a nivel nacional donde todos los estados  iban a participar en el Mando Único, hoy los gobiernos locales le delegan responsabilidad de sus policías a la federación”, señaló el presidente del CCE.

Asimismo  indicó que los tres niveles de gobierno deben dar prioridad a la seguridad en Chilpancingo por ser una ciudad meramente burócrata donde están situados los tres poderes del Estado.

Por su parte, Javier Monroy Hernández del Tadeco, organización que ha venido denunciando la desaparición y muertes de personas en Chilpancingo, calificó que la declaración de Leyva Mena es irresponsable y “sólo contribuye a la opacidad e impunidad”.

Sin embargo, dijo que también se puede entender como una declaración “inteligente, donde el alcalde intenta encubrir a los verdaderos responsables de los hechos e involucra a todos los ciudadanos en la violencia”

“Es una irresponsabilidad porque el alcalde se está adelantando a un juez y enjuicia a que todos los crímenes que ocurren en Chilpancingo tienen que ver con la delincuencia organizada, sin que antes haya una investigación”, manifestó Monroy Hernández.

El coordinador del Tadeco coincidió con Omar Elías Azar Herrera en el sentido que “lo que pasa en Chilpancingo es responsabilidad del gobierno municipal, estatal y federal”.