CIUDAD DE MÉXICO, 27 de julio de 2018.- En tiempos de la era digital, el ciberacoso y la ciberviolencia efectuado de forma masiva por ejércitos de personas que publican mensajes provocadores –mejor conocidos en la jerga del Internet como trolls– es la nueva amenaza que se cierne contra los periodistas, alerta un informe de Reporteros sin Fronteras (RSF).

El acoso virtual o cibernético puede tener origen desde individuos aislados o de mercenarios a sueldo de Estados autoritarios, en el que las mujeres periodistas son las más afectadas: dos tercios de las reporteras señala haber sido víctima de hostigamiento; 25 por ciento de ellas lo sufrió en red.

En un análisis del informe Acoso en línea a periodistas: cuando los trolls arremeten contra la prensa, publicado este 26 de julio por la organización internacional del gremio, detectó el modus operandi de Estados predadores de la libertad de prensa que orquestan estos ataques en línea contra los comunicadores.

Así, identificó tres etapas: desinformación, amplificación e intimidación, que en ocasiones las consecuencias de estos actos pueden ser dramáticas. La mayoría de los periodistas entrevistados por RSF que fueron víctimas de ciberacoso señalaron que se vieron obligados a autocensurarse frente a esa ola de violencia de una magnitud que no habían imaginado.
La nota aquí.