CHIlPANCINGO, Gro., 11 de mayo de 2020.- La coordinadora de la Casa de Atención a la Mujer Indígena (CAMI) Zihuachikahuac (Mujer sana, fuerte y valiente) de Chilapa, Brígida Chautla Ramos, consideró que es una lástima y un retroceso, que el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) no libere el presupuesto para que puedan operar este año las seis Camis de asistencia en Guerrero.

Lo anterior, luego de que la asesora  de la red de las Casas de la Mujer, Patricia Rosete reveló que el mes pasado, el INPI publicó un comunicado en el que informó que debido a la emergencia sanitaria por el Covid 19 y a las medidas de austeridad, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) retendrá la bolsa presupuestal, por lo cual no hay garantía de que se libere este año.

Consultada al respecto, Brígida Chautla de la CAMI de Chilapa indicó qué hay preocupación en las seis casas porque el recurso frenará la efectividad del servicio.

“Si bien este recurso no cubre todo el programa ni alcanza para todo el servicio, es un apoyo para las mujeres indígenas y sería una lástima que el INPI retrase el recurso, porque nos afectaría doble, por un lado el Covid y por otra la falta de recursos”.

La activista indígena dijo que la red de las Casas de la Mujer envió un oficio a la Secretaría de Gobernación (Segob) y al titular del INPI, Adelfo Regino Montes, para que valoren la liberación del recurso, porque las Camis del país, entre ellas las seis ubicadas en los municipios de Chilapa, San Luis Acatlán, Ometepec, Acatepec, Metlatónoc y Ayutla detraían su labor en la salud reproductiva de las mujeres indígenas.

En el caso de la CAMI de Chilapa, Zihuachikahuac, se afectará a más de mil mujeres de ocho municipios circunvecinos.

Apuntó que tan sólo durante esta alerta sanitaria, 50 mujeres han demandado el servicio, pero por instrucciones de un doctor de maternidad de la Secretaría de Salud, les solicitó parar las actividades a fin de evitar la propagación del Covid 19.