ACAPULCO, Gro., 13 de junio de 2020.- Como parte de los preparativos para la reapertura de actividades en la nueva normalidad, el gobierno del puerto prepara la recertificación de cinco playas con el distintivo internacional Blue Flag, con la meta de garantizar balnearios aptos para actividades recreativas de turistas y residentes.

Se informó en un boletín que el distintivo Blue Flag o Bandera azul es un reconocimiento entregado por la Fundación Europea de Educación Ambiental (FEE por sus siglas en inglés) a las playas y áreas marinas que cumplen criterios establecidos de calidad, seguridad, educación e información ambiental.

La directora de Ecología y Protección al Ambiente del Ayuntamiento porteño, Guadalupe Rivas Pérez, informó que, por instrucciones de la alcaldesa Adela Román Ocampo, los trámites ya se están desarrollando desde hace algunos días con el fin de que, una vez que concluya la emergencia por la pandemia de Covid 19, se puedan realizar los protocolos pertinentes e izar las banderas.

“Flue Flag tiene un reglamento de 32 puntos, los cuales nosotros hacemos cumplir a los hoteles y condominios que están ahí, colindando con playas certificadas, que no se tenga ninguna descarga de aguas residuales, que se tengan limpios los frentes de las playas; se capacita a los trabajadores de la zona, se realiza limpieza periódicamente de la franja de arena y se levantan reportes mes con mes para verificar las playas”, dijo la funcionaria municipal.

Las cinco playas que se busca ratificar con el distintito internacional son: Icacos I y II, Revolcadero I y II, así también Pie de la Cuesta. En estos balnearios se monitorea constantemente la calidad del agua del mar, con el fin de presentar las muestras y que no rebasen los parámetros establecidos dentro de la norma.

La certificación Blue Flag es otorgada por el jurado de la Fundación para la Educación Ambiental, conformado por representantes del Programa de Naciones Unidas de Medio Ambiente, la Organización Mundial de Turismo, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.