ACAPULCO, Gro., 14 de mayo de 2017.- El director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Guerrero, José Humberto Gastélum Espinoza indicó que ya preparan los trabajos de desazolve en el estado ante el inicio de la temporada de lluvias.

En entrevista antes de iniciar los trabajos de desazolve cerca del Viaducto Diamante en Acapulco, Gastélum Espinoza dijo que en los próximos días se atenderán los ríos de la región de La Montaña y algunos de la Costa Chica; así como en algunos casos realizar las licitaciones correspondientes.

Reconoció que en ríos de Petatlán, Atoyac, San Jerónimo y otros municipios de la Costa Grande hacen falta los trabajos de desazolve, “el agua sigue escurriendo y sigue trayendo azolve, hay que darles mantenimiento, aunque la gente ya quiere un poco de agua, por San Jerónimo y Atoyac, donde los escurrimientos están bajando un poco”.

Sobre Acapulco, comentó que el problema del río de La Sabana, “hay una serie de curvas en el río, eso frena la velocidad del agua, en su momento la gente no nos permitió que nos fuéramos rectos y lo pudiéramos ampliar ya que hay una especie de cuello de botella antes de la Autopista. Llevamos aproximadamente 70 metros de ancho y después se reduce a 20 o 25 metros, ahí estamos superados”.

Por su parte, el director general de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG), Arturo Palma Carro aseguró que la carretera de Metlapil se ha convertido en un taponamiento que impide que fluya el agua de manera correcta en el río de La Sabana, provocando inundaciones en varias áreas de la zona Diamante de Acapulco.

Ante ello, el funcionario estatal destacó que estos trabajos son fundamentales para evitar problemas de inundación como los registrados en 2013 con la tormenta Ingrid y el huracán Manuel que dejaron damnificados en Guerrero.