ACAPULCO, Gro., 20 de agosto de 2020.- La diputada Blanca Celene Armenta Piza presentó una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero para establecer como fecha límite el 30 de septiembre de cada año para la presentación del informe anual de las y los legisladores ante la Mesa Directiva, y en el año de la renovación de la legislatura, a más tardar el 15 de agosto, sin perjuicio de que puedan hacerlo ante la ciudadanía.

De acuerdo con un boletín, la  diputada por Morena, refirió que el proceso de rendición de cuentas es una obligación de los servidores públicos de los tres órdenes de gobierno como es el Ejecutivo, Legislativo y Judicial para informar, dialogar y dar respuesta clara, concreta y eficaz a las peticiones y necesidades de la ciudadanía, y es una tarea obligada y permanente ante las instancias fiscalizables para una cabal vigilancia, control y sanción del ejercicio gubernamental en un entorno legal y democrático.

Armenta Piza dijo que la entrega de dichos informes específicamente en el estado de Guerrero la Constitución Política local, en diferentes artículos especifica la fecha límite para que el gobernador del estado, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, los presidentes municipales y los encargados de otros órganos administrativos para que presenten un informe pormenorizado ante las instancias competentes.

Sin embargo, en el caso del Poder legislativo, el artículo 26 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero, número 231, señala que las y los diputados deben presentar un informe a la Mesa Directiva, pero no especifica la fecha de presentación ocasionando que solo algunos legisladores entreguen dicho informe lo que genera poca importancia rendir cuentas sobre sus acciones legislativas y de gestión como representantes populares.

Por lo anterior, Blanca Celene Armenta Piza presentó una iniciativa para reformarla fracción XV del artículo 26 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero, número 231, con el propósito de que quede establecida la fecha límite para la entrega del informe que las y los diputados deberán presentar a la Presidencia de la Mesa Directiva.

La propuesta fue turnada a la Comisión de Estudios Constitucionales y Jurídicos para su respectiva dictaminación.