CHILAPA, Gro., 22 de enero de 2020.- Diecinueve niños de entre siete y 16 años de edad, originarios de las comunidades de Ayahualtempa, municipio de José Joaquín de Herrera, y Xochitempa, Chilapa, fueron presentados este miércoles como nuevos integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitaria de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF), quienes apoyarán en la seguridad de la comunidad indígena de Alcozacán.

Lo anterior ante la falta de presencia de la Guardia Nacional y la necesidad de los ciudadanos de protegerse del grupo delictivo Los Ardillos, que el pasado viernes asesinó a 10 músicos indígenas de esa comunidad de Chilapa.

Los menores, 17 originarios de Ayahualtempa y dos de Xochitempa, fueron recibidos por cientos de pobladores de Alcozacán en la entrada del pueblo.

El coordinador de la CRAC-PF, Bernardino Sánchez, presentó a los niños policías e informó que llevan dos meses de preparación, en los que les enseñaron a defenderse para que no sean presa fácil de Los Ardillos que en un año, han asesinado a más de 20 habitantes de 16 localidades de Chilapa, debido a que se niegan a someterse.

Desde el viernes 17 de enero, los habitantes de Alcozacán mantienen bloqueada la carretera Chilapa-José Joaquín de Herrera en demanda de la llegada de la Guardia Nacional. En esta zona tampoco hay presencia de la Policía del Estado ni Municipal de Chilapa, ni de José Joaquín de Herrera.