ACAPULCO, Gro., 6 de diciembre de 2018.- La alcaldesa Adela Román Ocampo anunció que el Ayuntamiento porteño que encabeza, valora solicitar un préstamo bancario para completar el pago de sueldos y aguinaldos de los trabajadores, aunque no precisó el monto del dinero.

“Es posible que la solicitemos, porque necesitamos más de 300 millones de pesos para salir adelante, yo he reiterado que el gobernador nos ofreció apoyo a varios ayuntamientos, a los de mayor carga financiera y yo estoy segura que nos va a apoyar, que nos va a cumplir, pero necesitamos el crédito y lo vamos a plantear en un Cabildo extraordinario porque los tiempos corren”, expresó.

En entrevista después de una ceremonia por el natalicio de su padre Nicolás Román Benítez, fundador de la colonia Progreso, la presidenta municipal destacó que Acapulco se encuentra en la labor de pacificación, motivo por el cual se llevan a cabo dispositivos de seguridad en la ciudad.

“Estamos preparando a Acapulco para que haya más tranquilidad, pacificación y una armonía, ya se hizo un operativo en el mercado, se detuvieron personas armadas, se requisaron las famosas maquinitas tragamonedas, se pudo detener a una de las personas que extorsionan en los mercados”, subrayó.

En cuanto a su cuestionada seguridad encabezada por marinos, Román Ocampo dijo que estos se irán cuando se pacifique al puerto, y aclaró que su asignación viene del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador debido a la situación de violencia que se vive.

“Yo jamás en la vida traje a alguien para que me cuidara, pero hoy en Acapulco la situación es distinta, yo crecí en un ambiente de libertad y como funcionaria, como diputada, nunca necesite que alguien me protegiera, pero hoy son otras las circunstancias”, detalló.

Sobre la demanda que hicieron trabajadores perredistas del Ayuntamiento, quienes fueron despedidos, Román Ocampo indicó que quienes no cumplían con los requisitos legales para ser basificados serían dados de baja.

“Si la autoridad competente me obliga a pagar, tendré que pagar, pero respeto la decisión que tomaron los ex ediles, aunque no comparta su decisión de haber demandado al Ayuntamiento”, expuso y negó que se trate de un revanchismo político.