ACAPULCO, Gro., 28 de octubre de 2020.- El profesor titular del Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Leonardo Valdés Zurita, adelantó que en las 15 entidades del país donde se elegirán gobernadores, entre ellos Guerrero, habrá una mayor participación de votantes y la competitividad será más fuerte.

El investigador participó este miércoles en el Conversatorio frente al proceso electoral 2020-2021, promovido por el Instituto Internacional de Estudios Políticos Avanzados Ignacio Manuel Altamirano (IEEPA-IMA) de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), el cual fue transmitido por la cuenta de Facebook de dicha institución.

Valdés Zurita advirtió que, entre las fortalezas de la vida política mexicana, “la alternancia ya es una posibilidad” dado que se mantiene como “condición importante de la democracia”, ya que hay estabilidad institucional. “Quien gane, sea del partido que sea, no afecta la vida institucional, las instituciones siguen funcionando”, señaló durante sus conclusiones.

Dijo que la pandemia detuvo la actualización del padrón electoral, ya que el Instituto Nacional Electoral (INE) detuvo la renovación de credenciales y no dio de baja a quienes migraron ni a los que fallecieron; no obstante, acotó, podría haber menos del 47 por ciento de la participación del padrón electoral, porcentaje que calificó como bajo en comparación con las elecciones de años anteriores.

El doctor en ciencia social, con especialidad en sociología por el Colegio de México, explicó que en las 15 entidades en las que se elegirán gobernadores, podría haber una mayor participación por la cantidad de cargos en disputa.

“Si bien el efecto Morena fue muy fuerte en la elección 2018 por diputados y legisladores, no lo fue así en congresos locales y mucho menos en presidencias municipales, es posible que en estas 15 entidades, pero también en las otras 17, lo local, la disputa por el poder político local, impacte en el juego electoral, en la competencia por las posiciones, y en consecuencia tengamos un resultado que no sea reflejo de lo que sucedió en 2018”, evaluó el experto en temas electorales.

Hizo referencia a las recientes elecciones de los estados de Coahuila e Hidalgo, donde se mostró una dinámica competitiva entre partidos políticos.

Además evaluó el sistema electoral de partidos en México como competitivo, con posibilidad de alternancia y estabilidad institucional.

Habló también de un “desencanto democrático”, un déficit de cultura cívica y una creciente fragmentación, dada la reciente concentración del voto y riesgos para la gobernabilidad democrática si los congresos quedan divididos.

Antes, habló de la nueva ley general de procesos electorales, la cual permitirá la reelección de diputados federales por primera vez.

Explicó que históricamente, desde 1991 hasta 2018, hubo un comportamiento cíclico en la elección intermedia, como cuando hubo elecciones presidenciales, siendo la de 2003 la más baja en participación nominal.

Valdés Zurita mencionó que el país tiene una larga historia de elecciones en los últimos tres siglos, además que se han realizado 21 reformas en materia política y electoral, y 10 leyes electorales han estado vigentes.