ACAPULCO, Gro., 10 de noviembre de 2019.- A propósito del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el próximo jueves 14, el arzobispo Leopoldo González exhortó a la sociedad a cuidar sus hábitos alimenticios y hacer ejercicio, ante el preocupante incremento de casos, pues esta enfermedad mata a 227 personas al día en el país.

Durante la lectura de un boletín en la Catedral Nuestra Señora de la Soledad,  el prelado expresó que “nos damos cuenta de lo mucho que ha aumentado el número de personas con esta enfermedad, no porque conozcamos cifras, sino porque las tenemos muy cerca, en nuestra familia, entre nuestros amigos y conocidos, en las personas con quienes nos encontramos, cuando vamos a realizarnos análisis muchos llevamos esta súplica en el corazón, que no vaya a salir con la glucosa alta”.

Leopoldo González subrayó que la familia es un pilar fundamental para la prevención de esta enfermedad,  además de seguir las recomendaciones de los médicos, en cuanto a caminar, correr, nadar o practicar algún deporte por lo menos media hora al día y dejar de fumar e ingerir bebidas embriagantes.  

“Si en nuestra familia alguien padece de diabetes, es muy importante estar atentos a las señales que nuestro organismo nos envía para pedirnos un mayor cuidado, las principales señales de diabetes son micción frecuente, pérdida de peso, falta de energía y sed excesiva, los que tienen este síntoma, deben de acudir a realizarse los análisis correspondientes y seguir los consejos médicos”, concluyó.