CIUDAD DE MÉXICO, 31 de agosto de 2020.- A pesar de haber conseguido el reconocimiento como tercera fuerza política y con ello la posibilidad para presidir la Mesa Directiva, el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados no pasó la segunda aduana y se quedó a 25 votos de alcanzar la mayoría calificada que corresponde a las dos terceras partes de los diputados presentes, y que era necesaria para presidir los trabajos de este último año de trabajos de la 64 Legislatura.

La propuesta presentada por el PRI y encabezada por Dulce María Sauri Riancho para presidir la cámara baja, recibió 278 votos a favor, 112 en contra y 64 abstenciones, por lo que, de acuerdo a la ley orgánica de la Cámara de Diputados, la actual Mesa Directiva encabezada por Laura Rojas, continuará en funciones hasta el 5 de septiembre, mientras se presenta otra propuesta para ser votada.

La nota aquí.