CIUDAD DE MÉXICO.,  11 de octubre de 201.- El bloqueo de las cuentas bancarias del ex ministro Eduardo Medina Mora y sus hermanos fue posterior a que se diera a conocer su renuncia en el Poder Judicial, y no fue un medio de presión para obligar la dimisión, según información difundida por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaria de Hacienda. 

Por medio de una tarjeta informativa se especificó que la UIF notificó a la  Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) a través del Sistema de Atención a Requerimientos de Autoridades, (SIARA) la determinación congelar las cuentas de Medina Mora.

  La UIF refirió que el SIARA gestiona las peticiones de congelamiento de cuentas en un horario de 9 a 18  horas y las comunicaciones que se entregan fuera de este periodo ingresan en el primer minuto del siguiente día hábil. 

La nota aquí.