IGUALA, Gro., 24 de junio de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores señaló que el problema del fertilizante no es un tema político sino operativo y consideró que quienes operan el programa no escucharon bien lo que dijo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pues su operatividad ha sido incorrecta.

En entrevista al término de la inauguración de edificios, cancha, baños, afectados por el sismo de 2017, sostuvo que lo mejor que se puede hacer es que se entregue de inmediato el abono que ya se tiene y adelantó que no habrá buena producción.   “Hay que ver la siembra y el fertilizante no ha llegado. Quien haga una defensa a través de los partidos políticos, está defendiendo lo indefendible”, expresó.

Explicó que el año pasado se entregaron 202 mil toneladas de fertilizante, cuyo reparto concluyó al 100 por ciento en la última semana de junio de ese año. Sin embargo, en 2019 se licitaron por el gobierno federal 110 mil toneladas de fertilizante y sólo se ha entregado el 20 por ciento.

Lamentó que no se haya enderezado a tiempo la ruta de entrega del abono, por lo cual indicó, lo primero que hay que hacer es entregar el fertilizante que se tenga, a como dé lugar.

Indicó que el 75 por ciento de lo que se siembra en Guerrero es para el autoconsumo, por lo que con la falta del abono el maíz disminuirá su desarrollo y la cantidad de producción. Esto no significa, dijo, que no habrá maíz, pero sí va a ser menos.

Agregó que quisiera que “en este momento la palabra del presidente (de la República), estuviera bien cumplida. Creo que el presidente no fue escuchado correctamente por quienes operaron el programa del fertilizante. Su operatividad no ha sido la correcta”.