ACAPULCO, Gro., 13 de agosto de 2019.- Integrantes del Movimiento Campesino Plan de Ayala Siglo 21 calificaron de fallido el programa de fertilizante en el estado y consideraron que se trata de un claro ejemplo de la política neoliberal que prevalece en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

En conferencia de prensa en la biblioteca de la Universidad Americana de Acapulco, el coordinador del Movimiento, Arturo García Jiménez culpó al titular de Sader, Víctor Villalobos Arámbula, al encargado del programa nacional del fertilizante, Jorge Gage Francois y al delegado del gobierno federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros de no cumplir con este programa, y llamó a que rindan cuentas de los recursos.

Señaló que como parte de las fallas del programa, se habla de la inexistencia de padrones confiables de beneficiarios, la exclusión de productores, evasión de responsabilidad de los funcionarios vinculados al programa, así como el pronto cierre de la entrega de los insumos, cuando hay muchos que aún esperan el abono.

Por su parte, Adolfo Plancarte Jiménez dijo que el programa es un claro ejemplo de cómo piensan los funcionarios federales al tomar sus decisiones, “es el mismo enfoque neoliberal, con retraso y con presupuesto disminuido, el fracaso del programa fertilizante refleja también la fallida política pública rural que se sigue promoviendo desde la Sader”.

Los integrantes también denunciaron que el gobierno federal sigue comprando el fertilizante a la misma empresa que el gobierno estatal, la cual está ligada al ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, lo que también ha abonado a que el programa sea fallido.

En este sentido, propusieron que se revisen los consejos de desarrollo rural y sustentable, la reorientación del programa, a través de mesas de trabajo y consulta pública, depurar el padrón de beneficiarios, y que el próximo año en el presupuesto del programa se aplique en un 50 por ciento para insumos agroecológicos.