ACAPULCO, Gro., 18 de julio de 2018.- La presidenta del Colegio Médico de México (CMM), Mirian Anel López Basilio, asistió como ponente al Cuarto Congreso Internacional de Bioética IIB-2018 en Monterrey, Nuevo León, para promover la bioética en los médicos colegiados y su impacto en la sociedad.

De acuerdo con un boletín, en su intervención la doctora explicó las bases que promociona el CMM, así como los principios que lo posicionan como un órgano de consulta del gobierno federal.

Expuso que la Medicina ha ido evolucionando a lo largo de la historia, al igual que las exigencias de la sociedad para la atención que brinda, lo que va de la mano de la tecnología, la cual ayuda a que el médico obtenga diagnósticos más certeros y establezca tratamientos personalizados que permitan el cumplimiento de los indicadores de calidad que el sistema nacional de salud establece. Con esto, dijo, se contribuye a mantener a los médicos colegiados actualizados en los diferentes ámbitos de la Medicina.

López Basilio finalizó su participación citando la sección 2.2 del artículo dos del Manual de Ética Médica declarado por la Asociación Médica Mundial (AMM) en 1948, que dice “el médico colegiado debe conducirse con justicia, honradez, honestidad, diligencia, lealtad, respeto, formalidad, discreción, honorabilidad, responsabilidad, sinceridad, probidad, dignidad, buena fe y en estricta observancia a las normas éticas de la profesión médica”, dejando a la audiencia en reflexión a su criterio sobre el dilema ético que se vive actualmente en el gremio, “¿ser? o ¿deber ser?”.

Al evento asistieron el ex presidente del CMM,  Héctor Fernández González, el presidente del Colegio Médico de Nuevo León, Luis Espinosa Sierra, y la directora del Centro de Investigación en Bioética, Martha Marcela Rodríguez Alanís.

También acudieron personalidades internacionales del gremio médico como el coordinador de Relaciones Internacionales de la Red Bioética UNESCO, Volnei Garrafa, fundador y director del programa de doctorado en bioética en la UnB de Brasilia, Brasil.