CHILPANCINGO, Gro., 29 de agosto de 2020.- El diputado federal Rubén Cayetano García adelantó ante militantes de Morena de la capital que el próximo martes presentará una propuesta de reforma a la Constitución para impedir que el Instituto Nacional Electoral (INE) se entrometa en la vida interna de los partidos políticos, específicamente en la elección de sus dirigentes.

El legislador, junto con un grupo de militantes, comenzó esta sábado una serie de reuniones para determinar qué acciones llevar a cabo contra la supuesta intromisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y del INE en Morena.

Consideró que la intervención del INE en la vida interna de Morena será aprovechada por partidos como el PRI y el PAN para golpear al instituto político al que pertenece.

Las más de 70 personas que asistieron a la junta en el Teatro Hundido de la alameda respaldaron la propuesta del diputado federal, la cual plantea que el TEPJF y el INE puedan intervenir sólo en casos específicos como la fiscalización de recursos de los partidos, el origen del dinero a usar en campañas y cuidar los derechos políticos de los militantes.

“Que los órganos impongan multas, que puedan destituir a quien no acate una resolución del tribunal, pero que no vengan a suplantar una decisión a través de una encuesta y cualquiera pueda decidir sobre la dirigencia nacional de Morena”, expresó.

“Ahora resulta que gracias a los tribunales habrá democracia en Morena, ahora resulta que a aquellos que nos robaron la presidencia en el 2006 y avalaron el robo con Felipe Calderón así como de Peña Nieto en el 2012, vendrán a decirnos que hacer. Es un absurdo, no aceptamos la intromisión del viejo régimen a través de los órganos electorales”, agregó.

El 20 de agosto la Sala Superior del TEPJF resolvió que el INE organice una encuesta abierta para renovar la dirigencia nacional de Morena, a la cual se opone el legislador federal de la Costa Chica de Guerrero.

La junta concluyó antes de lo programado porque un dron con cámara, al parecer de la Policía Estatal, sobrevoló el Teatro Hundido, por lo que varios de los presentes se sintieron intimidados y decidieron retirarse.