La mujer. Apuntamientos.

Las mujeres con buen comportamiento rara vez hacen historia. – Eleanor Roosevelt (activista y primera dama estadounidense 1884-1962)

Este artículo lleva parte del título del último libro presentado por mi maestro, el doctor Manuel González Oropeza: Apuntamientos sobre Justicia Electoral, de obligada lectura. Ahora entremos en materia.

Desde Eva, para los creyentes a pie juntillas en las sagradas escrituras, hasta la Eva mitocondrial y Lucy (AL 288-1), la mujer ha sido no solamente importante en la historia, es el centro de la misma.

Desde Hipatia, Olimpia de Epiro, Cleopatra, Juana de Arco, Ana Bolena, Emilia Pardo Bazán, Marie Curie, Mata-Hari, Virgina Woolf, Dolores Ibárriri (La pasionaria), Frida Kahlo, Teresa de Calcuta, María Callas, Edith Piaf, Indira Gandhi, Evita Perón, Hanna Arendt, Juana de Asbaje, Gabriela Mistral, Carmen Martín Gaite, Marylin Monroe, Grace Kelly, Pilar Miró, Benazir Bhuttto, Diana de Gales, Malala Yousafzai, las mujeres se han destacado en diferentes ramas, desde las matemáticas y la ciencia, hasta las artes y la política.

En México, pese a que pudieron votar hasta el año de 1955 en elecciones intermedias, cumpliendo así Adolfo Ruiz Cortines una promesa electoral, habían jugado un papel destacado en la historia académica, política y social, por mencionar algunas: La Malinche, Leona Vicario, Matilde Montoya, Dolores del Río, Consuelo Velázquez, Elvia Carrillo Puerto, Eulalia Guzmán.

En el ámbito específicamente político, tenemos que antes incluso de que pudieran votar, en 1923 Rosa Torres se convirtió en la primera mujer regidora por el municipio de Mérida; en 1938, Aurora Meza fue electa como la primera presidenta municipal en Chilpancingo, Gro. Ya con el poder del voto ciudadano, Aurora Jiménez (quien sufrió trágica muerte a la temprana edad de 33 años) fue una de las cinco primeras mujeres diputadas federales, Alicia Arellano Tapia y María Lavalle Urbina, fueron las primeras que llegaron a ocupar un escaño senatorial y la segunda ocupó la presidencia del senado, Griselda Álvarez Ponce de León, fue la primera mujer en ocupar el cargo de Gobernadora, en el pequeño estado de Colima.

¿Para cuándo una mujer en la Presidencia de la República? Pese a que han competido seis mujeres Rosario Ibarra de Piedra, la primera en 1982 y nuevamente en 1988, Marcela Lombardo, por el Partido Popular Socialista y Cecilia Soto por el Partido del Trabajo, fueron candidatas en 1994, Patricia Mercado lo fue en 2006 y la más votada hasta ahora, que fue propuesta por el partido que estaba en el poder federal en ese momento: Josefina Vázquez Mota en 2012, la más reciente en 2018 fue Margarita Zavala, pese a que decidió retirarse de la contienda y fue la primera en obtener el registro de manera independiente.

¿Participan activamente las mujeres hoy en la política en México? Sin lugar a dudas. Tenemos incluso que, en los últimos tiempos, destacadas mujeres que participan en política a primer nivel, han decidido renunciar al instituto político donde habían militado por décadas. El primer caso en orden cronológico es la renuncia de Margarita Zavala, renunció al PAN al no permitírsele competir en la elección a la candidatura presidencial con igualdad de circunstancias, pese a que encabezaba las encuestas que la llegaron a ubicar arriba del actual presidente y sin alianza con el PRD. Se registró como independiente y hoy intenta formar un partido político, siendo apoyada por Felipe Calderón Hinojosa, su esposo y expresidente de la república. Pese a su esfuerzo, consideramos complicado que logre su cometido y en caso de que pudiera concretar la formación de su partido, que una vez sometido a las urnas, mantenga el porcentaje necesario para mantener su registro. El siguiente caso, es la renuncia de Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán, quien contendió por la presidencia nacional, del PRI, en un mensaje personal que le envió a uno de sus amigos después de la elección, Ivonne dijo: “Nos ganamos la confianza de los militantes, hay que seguirle, ellos metieron papeles, nosotros ganamos corazones”. El destino político de Ivonne Ortega es incierto, podría migrar más fácilmente hacia Morena, que, hacia el PAN, dado que en Yucatán fue la acérrima enemiga de este último partido. Cualquiera de los partidos pequeños ganaría un activo importante con su militancia. Aún no se perfila una decisión.

La última renuncia es la de Beatriz Mojica, excandidata a gobernadora por el PRD y a senadora por la alianza PAN-PRD-MC en Guerrero. A un día de su renuncia, se dieron a conocer resultados de encuestas efectuadas un par de días antes, donde encabeza la preferencia por el PRD. Beatriz, por su historial dentro del PRD, es también una opción viable a jugar por Morena, quien ve incrementado el número de las mujeres que podrían hacerse con la candidatura: Adela Román, Irma Eréndira Sandoval y hoy Beatriz Mojica.

La mujer debe definitivamente participar en política, John Legend, el cantante estadounidense ha dicho algo que creo: Todos los hombres deberían ser feministas. Si los hombres se preocupan por los derechos de las mujeres, el mundo será un mejor lugar. Somos mejores cuando las mujeres están empoderadas: esto conlleva a una mejor sociedad.

Las jóvenes deberían de saber que sus voces son importantes, parafraseando a Malala, y finalmente, es claro que el último peligro que nos depara el futuro es la apatía, como nos dijera la primatóloga Jane Goodall.

Me confieso como un admirador permanente del género femenino, mi madre, mi pareja, mis compañeras, mis colaboradoras. El mundo no podría entenderse sin ellas.

Solo con ellas, Juntas y Juntos, logramos generar, propuestas y soluciones.

JLG