CHILPANCINGO, Gro., 25 de febrero de 2016.- Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) protestan en las oficinas del alcalde Marco Antonio Leyva Mena en exigencia de una audiencia para tratar el asunto de sus pagos, prestaciones y bonos retroactivos que les deben desde el 2012 a más Eduardo de 70 trabajadores.

Unos 50 trabajadores ingresaron con pancartas al Ayuntamiento y subieron al tercer piso para plantarse afuera de presidencia.

Los trabajadores son  afiliados al Sindicato Independiente de la Sección 15 de la CAPACH que en diciembre 2015 iniciaron su exigencia al Ayuntamiento de Chilpancingo,

Los trabajadores demandan el pago de aproximadamente 2 millones de pesos por concepto de bonos al servidor público, retroactivos y prima vacacional desde 2012; así como aguinaldo y despensas de 2014 y 2015.