CHILPANCINGO, Gro., 9 de agosto de 2018.- Vecinos del fraccionamiento Jardines de Zinnia protestaron dentro del Ayuntamiento capitalino para denunciar que los integrantes del comité vecinal les condicionan el suministro del agua que envía el gobierno local a través de pipas, por lo que pidieron al Cabildo que ya no haga más tratos con ellos.

A las 10:00 horas, un grupo de 20 personas arribó al Palacio Municipal, ubicado en el centro de Chilpancingo, y se colocó con pancartas en una de las entradas, para después ingresar al inmueble.

Una de las vecinas explicó que siete miembros del comité acordaron cobrar 80 pesos a cada familia del fraccionamiento para darles el agua que envía el Ayuntamiento, acción dijo que es ilegal porque el gobierno da el servicio de manera gratuita.

El cobro, dijo, se aplicó en algunas viviendas porque el comité argumentó que el objetivo es reunir 80 mil pesos para contratar tres policías privados que vigilen la zona, no obstante, la denunciante indicó que la vigilancia del fraccionamiento también fue tomada por un grupo al interior del comité sin el consenso de los vecinos.

Los manifestantes piden al gobierno municipal que ya no haga tratos con el actual comité y que espere a que haya nuevos integrantes en los próximos meses, pero que no les dejen de suministrar agua.