CHILPANCINGO, Gro., 14 de abril de 2016.- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) del grupo que encabeza Antonia Morales, cerraron las oficinas de la delegación estatal que depende de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para protestar contra la advertencia de que mil 300 docentes serán despedidos por no haberse presentado al examen de evaluación que se realizó en Acapulco.

Los inconformes llegaron a las oficinas y evacuaron al personal para cerrar y pintarrajear el edificio, además de quemar una fotografía del presidente Enrique Peña Nieto en la explanada de la delegación.

Walter Emanuel Añorve, representante de la comisión política de la CETEG en Acapulco, aseguró que ante la advertencia que hizo el titular de la SEP, Aurelio Nuño de que se despedirá a los maestros que no se presentaron al examen, la CETEG intensificará sus movilizaciones en Guerrero

“No vamos a permitir que los compañeros sean despedidos y lo que hicimos este día en la delegación de la SEP es apenas un adelanto de lo que haremos los próximos días”, advirtió.