CHILPANCINGO, Gro., 7 de junio de 2016.- Alrededor de 100 trabajadores de camionetas privadas recolectoras de basura de la capital, se manifestaron afuera del Palacio Municipal para pedir al alcalde Marco Antonio Leyva Mena que retire los vehículos piratas.

Los recolectores, que se trasladaron en una caravana de 30 camionetas, acusaron que estos vehículos operan sin contar con los permisos necesarios para poder hacerlo.

Por esta razón exigen al Ayuntamiento que, a través de sus autoridades, pase lista de las camionetas cada mañana y no permita la circulación de las que consideran son piratas.

Los manifestantes aseguraron que realizarán operativos para detectar estos vehículos y no dejarlos circular, aunque mencionaron que esa es una tarea del Ayuntamiento y no de ellos.

basura1