CHILPANCINGO, Gro., 9 de julio de 2019.- Trabajadores protestaron afuera del Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense la mañana de este lunes para exigir mejoras laborales y salariales, y amagaron con cerrar áreas del edificio si el viernes no tienen una respuesta.

Los inconformes, encabezados por la secretaria general de la sección 61 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), Pilar Guadalupe Cortés Ríos, salieron con pancartas de exigencia y fotografías en las que mostraron el mal estado en el que laboran en áreas como Cunas y Lavandería.

La dirigente sindical indicó que como nunca, este año el hospital tuvo un incremento de 12 por ciento en su presupuesto, pero que no se ve reflejado en las condiciones en las que brindan atención ni en los beneficios de los empleados, por lo que cuestionó el destino del recurso.

“Yo creo que aquí no se debe aplicar la política de austeridad, dicen que se va a aplicar, pero nosotros cómo, si no contratan una enfermera, un lavandero, ginecólogo, un pediatra; no redujeron el presupuesto, pero están diciendo que hay que ahorrar”, expresó.

Dijo que la plantilla de 228 trabajadores que dependen de la Secretaría de Salud estatal tuvo su último incremento en 2017 y el tabulador del sector ya está en 2019, lo que significa que ellos tienen dos años de retraso, por lo que exigen que los homologuen. Además acusó que sólo les ofrecieron dos bonos de 500 pesos a cambio. También piden incremento en los días de aguinaldo, de los que tienen 45, y prima vacacional.

En la protesta gritaron consignas contra el director Adiel Molina Bello, el subdirector Julio César Polanco y el administrador Omar Salazar Flores, de quienes exigieron su destitución.