ZIHUATANEJO, Gro., 22 de junio de 2016.-Trabajadores del sector Salud y maestros de la CETEG se manifestaron este día en el puerto en contra de las reformas a las leyes en materia de salud y de eduación, respectivamente.

Los trabajadores marcharon hacia la explanada del Palacio Municipal para exigir al presidente de la república, Enrique Peña Nieto que no reforme leyes en materia de salud.

El presidente de los Colegios Médicos del Estado de Guerrero, José María Morelos Martínez, indicó que detrás de estas reformas se encuentra la privatización de la salud, y señaló que debido a que “el techo financiero asignado a la salud, es del 6.2 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que es insuficiente”, afectará a los mexicanos.

“Lejos de andar buscando como afectar y privatizar al sector salud, se deben construir más hospitales, aumentar el personal médico y la demás plantilla laboral, herramienta y equipo de trabaja, así como, contar con suficientes medicamentos”

En la explanada del Palacio Municipal exigieron la presencia del alcalde Gustavo García Bello, a para pedirle que fuera el conducto entre el gobierno federal y del estado para que informe al primero sobre la inconformidad de los trabajadores de salud con la reforma.

Sin embargo García Bello no se encontraba y en su lugar fueron atendidos por el secretario general del Ayuntamiento, Homero Rodríguez, quien acompañado de un grupo de regidores, aseguró a los manifestantes que él haría llegar sus peticiones al presidente municipal.

Por otra parte, maestros de la CETEG llevaron a cabo manifestaciones simultáneas afuera de los supermercados  Comercial Mexicana, Bodega Aurrerá y Sam’s; además de efectuar un retén informativo con bloqueos intermitentes de cinco minutos al tránsito vial sobre la avenida Paseo de Zihuatanejo Oriente, a un costado de la estatua del general Lázaro Cárdenas.

Alrededor de 50 profesores protestaron aproximadamente una hora en la vialidad, con pancartas y una gran lona donde señalaron que el culpable de la matanza de Oaxaca es el estado, además de repartir volantes contra la reforma educativa dirigidos a los padres de familia.