Zihua shopping

La que se fue de shopping es la esposa del alcalde de Zihuatanejo, Gustavo García Bello, y no precisamente al mercado ni a las plazas comerciales de Acapulco o Chilpancingo.

La señora es de gustos refinados y así se notó en las redes sociales de una de sus amigas que se la encontró en una exclusiva tienda de la marca Louis Vuitton en Estados Unidos y no quiso que el suceso pasara desapercibido por lo que la selfie se impuso.

No es que la dama no tenga derecho a darse sus gustos por caros que sean siempre y cuando lo haga con su dinero.

Pero hay que guardar las formas para que su esposo el presidente municipal no se vea incongruente ante los serios problemas financieros que el perredista dice que tiene su municipio. ¿No cree?

 

Planchando

El que tiene problemas para -como se dice en la jerga política- “planchar” la ratificación de sus nuevos funcionarios en el Cabildo es el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre.

Resulta que el presidente no tiene empacho en pedir favores, dar palmaditas en la espalda e incumplir acuerdos, como han sido el cúmulo de gestiones atoradas porque los solicitantes no son de su partido, por lo que lo consideran muy poco serio y hasta irresponsable en sus tratos.

Lo que sí ven con buenos ojos es la salida de Merced Baldovino Diego de la secretaría de Finanzas, ante la posibilidad de que en cualquier momento fuera sancionado por los órganos fiscalizadores por las millonarias cuentas pendientes que tiene con la Auditoría General del Estado.

Sin embargo, al alcalde se le ha dificultado incluso que algunos ediles le tomen la llamada. Una de sus frases favoritas en campaña era “no se calienten plancha”, pero al parecer, su plancha es la que ya no calienta a algunos.

 

De la agenda

Hoy está programado para primera lectura en la sesión del Cabildo de Acapulco el dictamen que rechaza que el Ayuntamiento pague una sanción resarcitoria que Hacienda le impuso al ex alcalde Alberto López Rosas por un monto de más de 48 millones de pesos.

De ratificarse por mayoría de los regidores, es muy probable que López Rosas renuncie a su cargo de Coordinador de Asesores para seguir su proceso legal con miras a obligar a al municipio a hacerse cargo de su sanción resarcitoria.