La barbarie comunitaria

Un trabajo que los diputados ya deberían estar haciendo es replantear el tema de las policías comunitarias.

Supuestamente en abril de este año se derogaría la Ley 701 y esto fue aplazado sin que se sepa qué estado guarda esa legislación.

Mientras tanto aquellas organizaciones que surgieron y se armaron bajo el pretexto de cuidar la seguridad de sus comunidades, se agarran a balazos entre sí, en una lucha por el control territorial que cada vez se parece más al de las bandas criminales de narcotraficantes y extorsionadores.

Alguna acción contundente se debe realizar ya desde las fuerzas de seguridad pública por disolver estas organizaciones como el FUSDEG y la UPOEG que lejos de coadyuvar en la seguridad son un riesgo para las poblaciones que dicen defender y que quedan en medio de sus enfrentamientos a balazos.

 

Deben detener al Tequilero

La búsqueda del delincuente apodado El Tequilero emprendido por las fiscalías de Guerrero y Michoacán con el apoyo del Ejército Mexicano está obligada a rendir frutos.

El criminal ha realizado secuestros masivos de personas y puesto en ridículo a los tres niveles de gobierno en la Tierra Caliente de Guerrero.

Esa impunidad debe terminarse por el bien de los ciudadanos calentanos de bien y sus familias.

La situación no debe de ninguna manera quedar igual. Debe garantizarse la integridad de las personas y evitar que este sujeto siga sacralizándose con la hazaña de llevarse a cuanta gente le plazca burlando a las autoridades.

El gobierno debe revertir la situación. Que El Tequilero sea ejemplo del fin que le espera a quienes retan al Estado Mexicano y atentan contra sus ciudadanos, y no de que cualquiera puede cometer salvajes fechorías sin que nada le suceda, como ha sido hasta ahora.

 

De la agenda

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, aunque dicha violencia tristemente no se ha eliminado. Se prevén marchas de organizaciones feministas en Acapulco y Chilpancingo durante la tarde.