ACAPULCO, Gro., 15 de septiembre de 2016.- El presidente del Comité Directivo Municipal del PRI, Fermín Alvarado Arroyo expresó que el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre queda a deber mucho en prevención de violencia.

Lo anterior, al ser cuestionado tras el primer informe de gobierno del perredista, mismo que destacó que la delincuencia ha ido a la baja, a lo que Alvarado Arroyo dijo que la sociedad acapulqueña todavía espera acciones contundentes para cambiar el clima de terror y de incertidumbre que se viven todos los días.

“Yo creo que el gobierno de Evodio le queda a deber mucho en materia de acciones de prevención municipal del delito y de la violencia, tiene dos años todavía para realizarlas y para contribuir en el ámbito de su competencia”, detalló el priísta.

Por otra parte, informó que continúan los encuentros de diálogo en el PRI, para la reorganización de las estructuras del Comité Municipal.