ZIHUATANEJO, Gro., 21 de abril de 2020.- “Quédate en casa suena fácil, pero no se puede cuando hay hambre”, decía una de las pancartas que fueron colocadas por unos cinco restauranteros de zonas de playa que protestaron para pedir despensas en el Ayuntamiento de esta ciudad.

En el portón del Ayuntamiento los manifestantes colocaron pancartas y dos cajas de cartón forradas simulando un ataúd y una corona floral para representar la situación económica de los prestadores de servicios.

“Nadie tiene ingreso, además invertimos para dar el servicio durante las vacaciones pero ya no hubo posibilidad de ventas”, dijo uno de los inconformes, quien agregó que las familias están encerradas y no tienen para surtir la despensa, por ello acuden ante las autoridades.

Por su parte la abogada, Erika Serrano Farías dijo que falta una política pública bien coordinada, porque hay medidas necesarias y urgentes como pedir que se queden en casa pero no hay un apoyo mínimo, “muchos no tienen para comer en el día a día”.

Reconoció que se han entregado despensas por parte de las autoridades, pero consideró que no es suficiente. “Es necesario garantizar el sustento básico y que no se den violaciones a derechos a quienes salgan a buscar comida”.

Agregó que el llamado es a la conciencia de todos, pero especialmente a las autoridades.