CIUDAD DE MÉXICO, 14 de abril de 2019.- La Arquidiócesis de Puebla denunció que el padre Ambrosio Arellano Espinoza, de 78 años, fue víctima de un ataque y tortura en un aparente robo.

En su comunicado del 11 de abril, la Arquidiócesis señaló que el padre Arellano Espinoza se encuentra “hospitalizado en urgencias”, con “quemaduras de segundo grado en manos y pies”.

Indicó que la situación del sacerdote es “estable aunque el pronóstico médico es reservado”, refiere la denuncia publicada en redes sociales.

La nota aquí.