CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero de 2020.-  Ante la indignación que provocó la filtración de las imágenes de los restos de la joven Ingrid Escamilla, asesinada en un domicilio de la alcaldía Gustavo A. Madero, la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México investiga a los responsables de dicha acción.

En conferencia de prensa este martes, la subprocuradora de Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad, Nelly Montealegre Díaz, advirtió que se ha iniciado la investigación correspondiente y dará seguimiento, hasta la emisión de las sanciones administrativas y penales que corresponda.

“Hechos como los que presenciamos, nos llevan a la acción como institución investigadora de delitos, en especial los cometidos por las personas servidoras públicas que acudieron al lugar de los hechos y que posiblemente utilizaron indebidamente las imágenes a las que tuvieron acceso por razón de su actividad laboral”, sostuvo.

Reiteró que la Fiscalía General de Justicia ha iniciado la investigación correspondiente y dará seguimiento, hasta la emisión de las sanciones administrativas y penales que corresponda, para las personas autoras y partícipes responsables de la filtración de imágenes.

“La Fiscalía General de Justicia investigará estos hechos, en cumplimiento a su responsabilidad de garantizar el acceso a la justicia y evitar la impunidad en casos que constituyen violencia contra las mujeres, en cumplimiento a nuestro deber y exigencia que nos hace la sociedad día a día”, insistió.

La nota aquí.